domingo, 12 de diciembre de 2010

Vestidos y moda en Bizancio

Hola a todos,



En el siglo VI, Bizancio no se había alejado mucho de los estándares romanos previos. Como norma general, se podría decir que la moda bizantina, como fusión de los estilos orientales y occidentales, cambiaba poco a poco respecto a sus orígenes latinos, enriqueciendo colores, tipologías y ornamentos.



La túnica seguía siendo la prenda dominante, aunque ahora aparecía la dalmática, una especie de túnica de mangas anchas que se llevaba encima de la prenda anterior. En el siglo sexto alcanzaba hasta las rodillas, mientras que en siglos posteriores su longitud se fue alargando hasta los pies. En ocasiones la dalmática era sustituida por el colobium, túnica sin mangas, aunque lo suficientemente ancha como para que la tela llegara casi hasta el codo. El colobium poco a poco va sustituyendo a la estola que antiguamente usaban las mujeres. Las túnicas de las mujeres solían ser más largas que las de los hombres, llegando hasta los pies en lugar de hasta las rodillas, como en el caso de los trabajadores o los soldados. Por otro lado, tal y como se puede apreciar en los mosaicos de Rávena, sus estolas o capas disponían de un borde más largo para poder echarlo por encima de la cabeza, tapando el pelo. En el caso de los niños, llevaban también túnicas, adaptadas a su tamaño.


En cualquier caso, hemos de recordar que los atuendos no eran iguales en todas partes. En el campo los agricultores llevaban una túnica más corta, por encima de la rodilla. Sobre ella se ponían la paenula, una pieza de tela redonda con un agujero para la cabeza y con capucha (tal y como se ve en la imagen) La paenula también era utilizada por los clérigos, aunque en su caso era más larga y llegaba hasta los pies.



Por lo general, las prendas bizantinas presentaban los famosos clavi, un par de bandas bordadas que recorrían la prenda en sentido vertical desde los hombros tanto por el frente como por la espalda.


En cuanto a la toga, su forma varió respecto a los estándares anteriores. Tal y como se puede apreciar en la imagen, la toga picta quedaba reducida a una banda anudada de forma compleja por el frente y la espalda sobre la túnica y el colobium.


Una de las razones por las que las túnicas mantuvieron su pujanza durante tanto tiempo era su facilidad de fabricación. Se hacía de una pieza, como una cruz grande, se doblaba por la mitad y se cosían los bordes, haciendo una abertura en medio para la cabeza. Esta forma de fabricarlas permitía que los hilos decorativos centrales, los clavi, fueran continuos, lo que facilitaba el bordado.




Y eso es todo por hoy

Un saludo

6 comentarios:

Blas Malo Poyatos dijo...

Hola Salvador, todos los detalles son pocos para sumergirnos en el fascinante mundo bizantino.

Y gracias por tu reseña sobre EEDLA; didáctica e instructiva, se agradece tu sinceridad. Sigo aprendiendo el oficio, poco a poco.

Un saludo

Salvador Felip dijo...

Hola Blas,

Pensé que te sería más útil que un simple comentario. Una de las cosas que más me ayudaron tras mi primera novela fueron los comentarios de amigos que se leyeron el libro. Por otro lado, mal favor te haría no siendo sincero.

Así que, cuando te leas mi novela nada de engaños, lo que no te guste espero que me lo digas al igual que lo que te guste :)

Un saludo

Virtu Velázquez dijo...

Hola Salvador,

¿Tendría información al respecto de la vestidura de las mujeres?

Un saludo

Salvador Felip dijo...

Hola Virtu,

Adjunto un poco de bibliografía en la que se puede encontrar información sobre vestidos femeninos en Bizancio:

- Carolyn L. Connor, Women of Byzantium.

- Marcus Louis Rautman, Daily Life in the Byzantine empire.

- Mary G. Houston, Ancient greek, roman & byzantine costume.

- Philippe Ariès, Georges Duby, Historia de la vida privada.

- Tamara Talbot Rice, Everyday life in Byzantium.

- Tom Tierney, Byzantine fashions.

- Lynda Garland, Byzantine empresses. Women and power in Byzantium AD 537 – 1204.

Espero que te sirva de ayuda

Un saludo

Virtu Velázquez dijo...

Tomo nota. Mil gracias.

Sabía que hacía tiempo que estaba inactivo el blog y dudaba de si obtendría respuesta. Se lo agradezco y aprovecho también para decirle que numerosos posts suyos en este blog me han servido de ayuda.

Mis felicitaciones por este rincón, y ánimo para... ¿retomarlo? Estoy segura de que le quedan muchas cosas interesantes por compartir.

Saludos

Salvador Felip dijo...

Hola Virtu,

Me alegra ver que el blog ha tenido alguna utilidad. Periódicamente me planteo retomarlo, pero la crónica falta de tiempo me echa para atrás.

Pese a ello no descarto que reviva en algún momento

Un saludo